Anzuelo

anzuelo

Yung GrassHopper

Anzuelito sin consuelo, que hacha el texto, tala el árbol, cava la fosa, la fosa nasal. La aspiración, inhalación profunda del mundo, infla el pecho pero no dura. Todo alto tiene un alto, y de ahí el salto hacia el vacío, el sobresalto ante el tropiezo, y en la ausencia la verdad. Ser ese pez que goloso busca el sabor de la tierra en la lombriz y que encuentra que la tierra sabe a su propia sangre. Ser ese ser que se siente vivo por engañar al pez y comérselo pescado hasta tener que volver a salir a pescar. En alta mar, las olas no son de nadie, van y vienen, arrastrando sedimentos de las lombrices que comen hombres que comen pescados que fueron peces tentados por lombrices que en anzuelos se columpian.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s