Ochos Rojos

13867855573_cb87c32b4f_z(Foto de Jimmy Baikovicius)

El sonido gutural de tu voz me gustaba,
Como también el pus de tu grano.
Y entonces sangre partida- no no debe ser tan amable.
¿Quien sabe? ¿Ese es él?
Es ocho- que nervios, viernes, miércoles, ocho en el cubrecama-
Es el sonoro de la mañana.
Es verdad que me da sueño, muevo la pierna.
Hablé con la piedra, me quedé profundamente…
Él me despertó, el lunes por los que se mueven corriendo en otros lugares
Y no, nunca empujar por un asiento.
Que limón y que limosna.
Está hecha una velita, la mecha.
Esperando sus colores y desenredando tu corazón.
Querer es tren laburando.
Vamos a caer rendidos en una cursiva que no se entiende,
Y amanecer temprano.
Ronco sin dormir, duermo sin roncar
Coloco pata blanca, ojos azules y cara de tierno como…
Que se duerme la siesta, hiberna.
Lo veo- ojotas, galletitas dulces,
Grosellas de color rupí.
El lobo que le canta a la noche su profundo carmesí.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s